gastronomia

Inicio > Gastronomía

Gastronomía

La máxima de la cocina española (“El sur fríe, el centro asa y el norte guisa”) se confirma también en esta isla, propiciada por su diversidad climática. La Palma, abierta a la emigración y a la inmigración, ha sido y sigue siendo receptiva con los usos y costumbres que trajeron sus colonos y emigrantes. Postres, licores, frutas, frutos secos, carnes y pescados encontraron su lugar, para deleite de paladares sencillos y exigentes. Aún hoy, ninguna mesa familiar en los días grandes (bodas, bautizos, comuniones, santos y fiestas de guardar) prescinde de estas magníficas presentaciónes, desplegadas sobre un mantel bordado artesanalmente.

La gastronomía tradicional de La Palma ha encontrado en dos monocultivos históricos, la caña de azúcar y los vinos, sus dos mejores bazas. El primer cultivo de exportación, llegado de la mano de los colonos flamencos, portugueses y andaluces a principios del siglo XVI, fue la caña de azúcar. Sobre la misma época se plantaron en la isla las primeras vides, cuyos frutos, al decaer el monocultivo azucarero, irrumpieron con fuerza en las más nobles mesas europeas. Los afamados vinos palmeros pasaron a la inmortalidad literaria de la mano de William Shakespeare, Walter Scott, Lord Byron y Robert Louis Stevenson, entre otros.

  • 6f43b5263fbba79c5962514b85d34738_L

    El Ron Palmero

    Todo lo que tiene azúcar fermenta. Y por supuesto la caña también. En el noreste de La Palma, junto a los desaparecidos ingenios agrícolas de San Andrés, han mantenido intacto este principio químico elemental. Porque, al contrario de lo que ocurre en muchos de sus parientes [...]

  • 36fdb1a35cd2f54f95cf2119fb5bc7ed_L

    Fruta

    Aunque a mucha distancia del rey plátano, la despensa palmera abunda en frutas tropicales y subtropicales. Untuosos aguacates, explosivos mangos, carnosas papayas, vitamínicas guayabas... Productos edénicos, casi paradisiacos, que recién cogidos del árbol rebosan de color, [...]

9ecd376e5371efaef9aad9bc9143aed8_L

Productos gastronómicos

Postres, licores, frutos secos, carnes y pescados encontraron su lugar, para deleite de paladares sencillos y exigentes. Aún hoy, ninguna mesa familiar en los días grandes (bodas, bautizos, comuniones, santos y fiestas de guardar) prescinde de estas magníficas presentaciones, desplegadas sobre un mantel bordado artesanalmente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR