El puro palmero

El puro palmero

Visitlapalma

La fama y el reconocimiento de los puros palmeros viene de lejos. Las labores artesanas de los cigarros puros se introducen en La Palma a mediados del siglo XIX, con el retorno de los emigrantes que marcharon a Cuba en busca de fortuna.

El ciclo productivo comienza con la preparación del semillero, continúa con las plantaciones y termina con la fermentación de los pilones de hojas. El objetivo de la mezcla y la elaboración es conseguir un cigarro de quemado parejo (circular) y una ceniza blanca, muy apreciada por el buen fumador. Uno de los valores más codiciados de este tabaco es su aroma, que se consigue con las buenas cosechas recolectadas en las zonas de La Caldera (El Paso), La Rosa (Villa de Mazo), Breña Alta, Breña Baja y Santa Cruz de La Palma.

El cigarro puro palmero es sinónimo de calidad, de trabajo bien hecho. Lo podrá admirar en ciertas tabaquerías abiertas al público o en el Museo del Puro Palmero.

Compartir

Inscríbete a nuestro newsletter

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Cabildo de la Palma
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: informacion@visitlapalma.es.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Acepto la Política de Privacidad

Visit La Palma